Novedades

Salvando las costas: Ecopazifico

Publicado en

Rommy Schreiber es una joven caleña que, luego de realizar estudios en Alemania, decidió volver a Colombia para compartir su conocimiento y ponerlo en función de la sostenibilidad ambiental y social. Fue así como creó Ecopazifico, un colectivo que trabaja por el bienestar de las comunidades costeras según sus necesidades específicas. Se enfoca en el Pacífico, pues esta región cuenta con costas remotas que se están deteriorando por la acumulación de residuos como resultado del turismo y el uso excesivo del plástico.

 

Tanto animales salvajes como domésticos están siendo afectados por los desechos de plástico, icopor y otros materiales no biodegradables. Es por esto que Ecopazifico eligió tres comunidades de la zona: Ladrilleros, La Barra y Juanchaco, los cuales están ubicados a diez minutos del Parque Nacional Natural Uramba Bahía Málaga.

Image may contain: one or more people, sky, ocean, beach, outdoor and natureImage may contain: 1 person, standing and outdoor

El gran plan de Ecopazifico en este momento es la creación de un sendero ecológico que una las tres comunidades, donde se encuentren estaciones de reciclaje construidas en alianza con Ecoplásticos. Estos puestos están adecuados de forma que cualquier persona pueda acercarse y aprender cómo hacer su proceso de reciclaje de plástico. La idea es que a este proyecto se unan distintas empresas privadas del país para adelantar acciones de economía circular que permitan que los empaques de sus productos no terminen contaminando las playas de Colombia.

La compañía holandesa Precious Plastic enseña en su sitio web cómo fabricar un pequeño puesto de reciclaje casero, lo que pone al alcance de todas las personas este proceso. Es con ayuda de esta organización, junto con aliados estratégicos como Plástico Infinito, que Ecopazifico adelanta la implementación del sendero. Además, el proyecto busca remplazar la madera como material de construcción para así prevenir la tala y proteger el recurso forestal de la región.

Image may contain: one or more people, plant, tree and outdoorImage may contain: 1 person, smiling, standing and outdoor

Entre las compañías con que Ecopazifico trabaja, se encuentran: la Armada Nacional de Colombia, que apoya con logística las intervenciones del colectivo; Burners Without Borders, una ONG que hizo la primera donación de mil dólares para invertir en la primera máquina trituradora del proyecto; Eléctricos El Paisa, quienes donaron herramientas para la construcción de las estaciones; Ecoplásticos, una organización encargada de diseñar y fabricar las estructuras; y la CVC.

Adicionalmente, en las tres comunidades se adelanta un proyecto de educación ambiental y permacultura llamado Mapare, que significa “material para revivir”, en el que va al Pacífico para hacer pedagogía sobre el reciclaje y se hace recolección de basuras en las playas de la región con la ayuda de niños locales. Estos reciben un kit con utensilios reutilizables a cambio de su participación. Ecopazifico también tiene un aplicativo móvil disponible para iOS y Android, en el cual se encuentra un juego para crear consciencia acerca del proyecto Mapare. Consiste en recorrer la playa recogiendo los desechos, mientras se accede a información acerca de los pasos recomendados para proteger el ecosistema.

Image may contain: 2 people, people sitting and outdoorImage may contain: 1 person, fruit, food and outdoor

Inicialmente, Ecopazifico transportó los residuos a Cali para unirse con artistas locales que quiseran utilizarlos como insumos para piezas artísticas. Entre otras actividades que realizan se encuentran el apoyo a los recicladores, jornadas de limpieza, campañas de educación popular y participación en eventos educativos y culturales en Cali. Además, Ecopazifico busca crear consciencia acerca del uso del pitillo, de las bolsas plásticas y otros elementos no biodegradables que terminan contaminando las playas colombianas.

Leer más

T&B Soluciones: Ingeniería Verde

Publicado en

T&B Soluciones es una empresa de Medellín que lleva 10 años en el mercado. Es un equipo de 8 personas con formación en comercio, ingeniería de control y biomédica. Este grupo interdisciplinar desarrolla varias líneas de negocio para ofrecer diversas soluciones que impacten de manera positiva el medio ambiente, una práctica que lleva el nombre de ingeniería verde. Los tres sectores donde T&B se destaca son salud, industria y construcción.

En el campo de la salud, el equipo se enfoca en la radiología con dos productos propios: GreenPacs y GreenRad. El primero busca ayudar a las instituciones de salud a cumplir con la norma que dicta que los resultados médicos deben almacenarse por 20 años. Se trata de un servidor que guarda los resultados médicos, ahorrando la impresión de estos en acetato y el uso de CDs para su versión digital. Con ayuda de GreenPacs, el acceso a las imágenes médicas diagnósticas se facilita y queda al alcance de cualquier equipo que cuente con el software.

De la mano de GreenPacs, T&B implementó GreenRad, una plataforma que permite la teleradiología, atacando la alta demanda de especialistas en zonas retiradas de la ciudad. Estos médicos son escasos, pues en Colombia sólo hay unos 1000. Además, muchas personas deben desplazarse grandes distancias para asistir a las citas, por lo que este software busca llegar a poblaciones alejadas y vulnerables. GreedRad es una nube donde los médicos pueden leer radiografías y generar diagnósticos que son enviados directamente a la institución médica. Basta con tener acceso al software y una conexión a internet.

WhatsApp Image 2018-11-09 at 3.39.52 PM

Así, el trámite de lectura de exámenes y emisión del diagnóstico pasa de durar unos 18 días a durar menos de 24 horas, lo que garantiza que T&B tenga impacto social. En cuanto a lo ambiental, con esta plataforma se reduce en un 100% el consumo de acetato para la impresión de radiografías, el quemado de CDs para la lectura disminuye en un 50% y la impresión de resultados en papel se reduce en un 80%. Así mismo, T&B ofrece venta, mantenimiento y asesoría en la compra de equipos biomédicos.

WhatsApp Image 2018-11-09 at 15.32.14

En el sector industrial, T&B cuenta con una plataforma que automatiza los procesos de producción en las pequeñas empresas, especialmente las textileras. El software permite acceder a los diseños de cada pieza y a información acerca de los insumos que requiere esta, así como también se puede utilizar para la elaboración de inventarios. De esta forma, se ahorra el 80% del papel y correspondencia en el control de producción y se esquematizan estos trámites que suelen ser manuales.

Como parte del sector de la construcción, T&B se enfoca en la automatización de edificios, sistemas de detección de incencios, seguridad electrónica y gestión energética. Trabajando de la mano del Consejo Colombiano de Construcción Sostenible, T&B ofrece una plataforma que realiza mediciones de energía y agua. Sus clientes principales son aquellos edificios inteligentes que cuentan con certificación LEED. T&B cuenta con ISO 50001, lo cual certifica a la organización como auditora, y así puede hacer estas mediciones periódicas que son necesarias para que los edificios conserven su certificado LEED como construcciones sostenibles.

262017

Gracias a los sistemas de medición y control de iluminación inteligentes que crea T&B, se han logrado ahorros de energía entre el 20% y el 30%. Esta disminución en el consumo de energía y otros materiales es posible debido a la sistematización de los procesos, pues todo se maneja de forma digital.

El equipo de T&B cuenta con clientes y aliados en Panamá, y en ciudades como Bucaramanga, Bogotá y Medellín. Algunos de los aliados son Invox Medical, la Red Colombiana de Metrología, Pilot, Zennio, entre otros.

Leer más

Conoce el ecoturismo con Sawa

Publicado en

Sawa Colombia es una agencia de ecoturismo que pretende llevar a las personas a conocer los rincones más bellos de la geografía colombiana. Tiene un enfoque social y sostenible, y se formó hace 8 años.

Su fundador, Mateo Isaza, comenzó a viajar cuando se graduó del colegio. Hacía excursiones con sus amigos en las montañas colombianas porque era lo que más le gustaba. Tras recorrer el Parque de los Nevados, la sierra nevada del Cocuy y los volcanes del sur del país, Mateo se fue enamorando de los viajes, las montañas y los paisajes colombianos. En la universidad continuó con sus recorridos por otros ecosistemas y sus estudios en biología lo interesaron en la naturaleza en general. “Cuando tenía plata me volaba para algún lugar nuevo que no conocía y así conocí el Amazonas, La Guajira, los llanos, y me di cuenta de que vivíamos en un país muy privilegiado y bonito”, comparte. Más adelante comenzó a viajar solo y ahora conoce 30 departamentos de Colombia.

Además de biología, Mateo también tiene estudios en guianza turística y algunos cursos de montañismo, cuerdas, escalada en roca, orientación, primeros auxilios en lugares remotos, canotaje, escalada en hielo y actividades relacionadas con deportes de aventura.

La agencia se formó de manera orgánica, sin planearlo, en 2012. La primera excursión que hizo Mateo fue a los nevados en 2008, con sus amigos, quienes le pidieron que los llevara, ya que él los conocía bien. Así, lo fueron referenciando con otras personas y mediante el voz a voz, sin publicidad, los viajes se hicieron más frecuentes y Mateo vio que podía hacer de estos recorridos su trabajo. Comenzaron a pedirle nuevos destinos y así se fue dando a conocer en varios lugares de Colombia. Al visitar tanto los parques nacionales, quienes trabajan allí empezaron a reconocerlo y a preguntarle por su labor, si era un guía profesional o si trabajaba con alguna agencia, por lo que finalmente fundó Sawa y formalizó su trabajo: “Me parece increíble que los viajes que yo siempre hacía gastándome mi dinero, ahora los haga con otras personas que me pagan por viajar”.

Sawa distribuye sus viajes entre los 5 principales ecosistemas de Colombia: selva, montaña, desierto, mar y llanos. Cada uno de estos tiene destinos y actividades diferentes; avistamiento de ballenas en el Pacífico, safari en el Casanare, recorrido selvático en Mavecure, etc. Dado que la cordillera de Los Andes es tan extensa, las montañas son el ecosistema con más lugares para visitar, con varios parques nacionales, los nevados, el Cocuy, la Sierra Nevada y otros.

¿Qué es el ecoturismo? Significa turismo de naturaleza. Este incluye varias ramas: turismo de aventura, etnoturismo, agroturismo, interpretación ambiental y todo lo que se relacione con naturaleza. Por su parte, Sawa hace etnoturismo cuando visita comunidades locales, agroturismo cuando conoce formas de cultivo de estas, y deportes de aventuras, especialmente en las montañas. Por ejemplo, en la excursión a Mavecure, el primer día de viaje se visita una huerta de los indígenas para ver cómo cultivan y procesan una yuca que contiene veneno.

Sin embargo, Mateo no trabaja solo. En vista de que Sawa lleva a numerosas personas a recorrer Colombia, varios guías profesionales, ingenieros, diseñadores y antropólogos se han unido a Sawa para apoyar el liderazgo de grupos grandes, principalmente en el Parque de los Nevados. Allí, estos guías cuentan con mucha experiencia en alta montaña y son de la región: Manizales e Ibagué. En los otros destinos, Sawa contrata siempre guías locales: “Me gusta darles la oportunidad a las personas que viven en las comunidades que visito. Si estoy en el Amazonas, contrato guías indígenas, en la Sierra Nevada contrato a los Koguis, en La Guajira contrato a los Wayúu y en los nevados trabajo con campesinos que tienen mulas de carga y con las señoras que tienen casitas campesinas”, cuenta Mateo.

¿Por qué siempre guías locales? Mateo afirma que, aunque no siempre son guías profesionales, tienen todo el conocimiento de la zona, incluso más que un guía de agencia. Además, con Sawa busca apoyar la economía local de las comunidades, pues se les paga un salario justo por su trabajo, superior al de las agencias tradicionales.

Sawa busca contribuir algo a las comunidades visitadas, por lo que cada año desarrolla un plan colaborativo. Todos los viajes que se ofrecen, los ha hecho previamente Mateo por su cuenta para entablar una relación de amistad con los habitantes de la zona, conocer los lugares y organizar los recorridos. Cuenta que este año hubo unas inundaciones en Mavecure y él compartió un anuncio en redes sociales para recoger donaciones de las personas que han viajado con Sawa. Logró recoger unos 4 millones para enviar a las comunidades afectadas, con lo que pudieron comprar medicinas y reparar sus viviendas. También, Sawa tiene la intención de instalar unos páneles solares en una pequeña escuela que hay en el Parque de los Nevados, pues es muy alejada (a dos días de camino) y no tiene energía. Otra forma de ayudar fue enviando donaciones de tela blanca a la Sierra Nevada de Santa Marta para hacer la ropa de los indígenas, y Mateo recibió a uno de ellos en su casa para enseñarle español. “Mi meta es seguir creciendo para poder ayudar”, comenta.

Sin llevar la cuenta de los viajes de Sawa, la agencia ha guiado a personas de todo tipo de países. Entre el 70% y el 80% son colombianos, pero también viajan muchos turistas de República Checa, Francia, Estados Unidos, Inglaterra, Bélgica, Alemania, Tailandia, India, Australia, Canadá, Austria, España, entre otros. Cuenta Mateo que, aunque los europeos disfrutan mucho de las montañas, últimamente muchos viajeros de Colombia se han interesado en los recorridos.

Sawa es un proyecto en crecimiento, con planes de ofrecer los mejores destinos naturales de Colombia que sean poco comunes pero maravillosos. “Mis viajes no son largos, no son caminatas de un día, sino que requieren de varios días, un guía, una gestión especial”, asegura Mateo, quien contempla entre sus proyectos ampliar la oferta de viajes al plano educativo, con un componente de sostenibilidad y medio ambiente, complementando la experiencia de las excursiones.

Leer más

Incyclo: hacia una economía circular

Publicado en

El equipo de Incyclo está conformado por Mauricio Villa, Natalia Osorio, Elkin Tejada y Leonel Sierra. Tres ingenieros químicos y un ingeniero electrónico que se unieron tras identificar una necesidad en las plantas de producción en Colombia, pues en su mayoría son de los años 80 y no fueron creadas pensando en aspectos de sostenibilidad ambiental ni de optimización de procesos. Hoy, estos temas son cruciales para la cadena productiva de las empresas, por lo que Incyclo se dedica a brindar asesoría en este tema.

 

Ellos son la organización encargada de medir la huella de carbono en los eventos nacionales e internacionales de Low Carbon City. Esto es una medición para saber qué tanto impacto tienen las acciones del evento en las emisiones de carbono. Factores como el transporte de los participantes y los asistentes, la alimentación durante el evento, los desechos que se generan, las piezas impresas y hasta los correos que se envían tienen un impacto en el medio ambiente, y su medición sirve para luego hacer actividades de compensación para neutralizar las emisiones o comprar bonos de carbono.

 

Incyclo nace en 2015 con el objetivo de extrapolar sus conocimientos en ingeniería química, matemáticas aplicadas y electrónica al tema ambiental, diseñando y optimizando procesos para las empresas. En 2016 se consolidaron como una organización y comenzaron su gestión de la economía circular en el campo productivo.

 

El manejo integral de materias primas permite su conservación, la disminución de riesgos, un menor impacto ambiental y el cumplimiento de las normas de seguridad industrial. Todo esto se traduce en ahorros monetarios para las organizaciones y un mejoramiento en su producción. Por medio de consultorías, Incyclo realiza diseño de ingeniería conceptual, básica y de detalle y cuenta con empresas aliadas que se encargan de la implementación.

 

Para que una organización haga la transición de la economía lineal a la economía circular, una empresa debe realizar ciertos cambios en sus procesos productivos, procurar que los residuos que genera puedan recuperarse para ingresar a otros procesos y cerrar todos los ciclos de producción, impactando de forma positiva el medio ambiente.

Uno de los proyectos en los que Incyclo ha trabajado ha sido el programa Productividad Sostenible, con el Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia, en conjunto con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá. Este programa busca aumentar la productividad de las empresas impactando la dimensión ambiental de éstas. Para esto, se utiliza una metodología japonesa llamada Kaizen, que consiste en la ejecución de pequeñas mejoras con el fin de alcanzar un objetivo mayor.

El equipo ha participado en el acompañamiento a las organizaciones dentro de este proyecto, alcanzando resultados satisfactorios. En el caso de una empresa, su gasto mensual en gas natural era de 25 millones mensuales, y luego de implementar las recomendaciones de Incyclo, su gasto se disminuyó a 21 millones mensuales. Otro caso por mencionar fue una compañía que pasó de gastar 12 millones mensuales en energía, a gastar 9 millones, con estos pequeños cambios que le fueron sugeridos.

 

Otro servicio que incluye Incyclo dentro de la optimización de procesos es el soporte técnico y repotenciación de equipos de instrumentación analítica. Estos equipos son costosos y especializados, y además presentan obsolescencia programada en algunos de sus componentes, por lo que los laboratorios deben tener planes de mantenimiento constante y renovación de equipos cada determinado tiempo. Gracias a la gestión de Incyclo, se ha
logrado extender la vida útil de los equipos y lo que se busca es la viabilidad de la repotenciación de los equipos utilizando el 70% de sus componentes, lo que implica menores costos para los laboratorios. Desde esta línea de trabajo Incyclo tiene como clientes a Aguas y Aguas de Pereira, la Universidad EAFIT y la Universidad de Antioquia.

Además, Incyclo ha recibido la asesoría de la Universidad de Antioquia gracias a la participación en el Parque E. Este año también participaron en la feria EXPOIngeniería 2018, en Medellín, con el fin de hacer que las empresas vean en Incyclo una oportunidad de hacer el cambio del modelo de producción desde una economía lineal a la economía circular.

 

 

WhatsApp Image 2018-10-26 at 13.26.02

Leer más

BioAmbientar: la agricultura orgánica llega a nuestras casas

Publicado en

BioAmbientar es una organización colombiana que tiene como objetivo principal el aceleramiento en la descomposición de los desechos orgánicos. Para esto, desarrolla avances en biotecnología y adelanta campañas para enseñar sobre agricultura urbana. Nació en el 2013 como fruto de investigaciones del equipo, y hoy cuenta con el reconocimiento de organizaciones como la Fundación Bavaria, la Universidad Externado de Colombia, Unreasonable Labs Institute y la Pontificia Universidad Javeriana.

Para su gestión, BioAmbientar alineó su modelo de negocio con 7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que plantean las Naciones Unidas: fin de la pobreza, hambre cero, ciudades y comunidades sostenibles, trabajo decente y crecimiento económico, producción y consumo responsable, vida de ecosistemas terrestres y acción por el clima.

Su labor consiste en buscar la innovación tecnológica para mejorar los procesos orgánicos, pero también desarrollan maneras de enseñar sobre agricultura urbana, compostaje, y en su portafolio cuentan con kits y cursos para estos fines, que la gente puede adquirir para aprender en casa. Es por esto que  BioAmbientar cuenta con la certificación de negocio verde por parte del Ministerio de Medio Ambiente. Sus kits traen todo lo necesario para aprender a sembrar en casa: semillas orgánicas, bolsas de compost, fibra, macetas, semilleros, accesorios para identificar la siembra y distintas combinaciones de hierbas con instrucciones para cada fin.

Así mismo, crearon un movimiento en redes sociales llamado #CompostarColombia para enseñar a cambiar los hábitos y mejorar la calidad de vida. Estos hábitos son comer, separar, compostar y sembrar. Comer sin desperdiciar, separar lo orgánico de lo inorgánico para garantizar su reutilización y transformación, compostar los desechos biodegradables sin malos olores, insectos ni jugos orgánicos, y sembrar del 1 al 5% de los alimentos libres de fertilizantes y pesticidas químicos. Como parte del movimiento, se han realizado capacitaciones en empresas, universidades y otras comunidades, en las cuales han participado más de 500 personas.

View this post on Instagram

6 razones para hacer compost en casa 🙃😎 . 1. Tu produces 500 gramos a un kilo de residuos orgánicos por día, planifica tus comidas y deja de desperdiciar y si ya se daño compostalo💚 . 2. Botar tus residuos orgánicos, es botar dinero a la basura, literal 😳💸 . 3. No tienes que moverte de tu casa para comprar abono para tu jardín o huerta, vos mismo vas hacer tu propio compost ♻️ . 4. Te sientes solo, sino tienes con quien hablar le puedes hablar al compost y contarle tus problemas, hay miles de microorganismos y macroorganismos listos para escucharte, no te dirán nada pero seguro te servirán de compañía 🐛😊 . 5. Quieres verte joven y bello, siembra tus propios alimentos en casa, cuídate, come saludable y orgánico con tu propio compost 🍆🌶🥒🥕 . 6. Sembrar y cuidar de algo es terapéutico, hasta te quita la tusa 👩🏼‍🌾💚 . . #haveagreenday, #compostingiscool, #CompostarColombia, #Compostaje, #agriculturaurbana, #composting, #haveacompostingday, #happywednesdayeveryone

A post shared by BioAmbientar (@bioambientar) on

BioAmbientar ha adelantado tres proyectos de compostaje en el que se transforman los residuos orgánicos en diez días: un piloto en Pasto, en el cual se recolectan 10 toneladas semanales de residuos de mercados y restaurantes; un piloto en Ramiriquí (Boyacá) en el que se recolectan y transforman 10 toneladas semanales; y la participación en el Jamming Festival, durante el cual se recolectó una tonelada de residuos para su transformación.

La idea de esta organización nació de desafíos ambientales, sociales y económicos en el territorio colombiano: la producción alimenticia y los residuos que esta genera, la saturación del suelo con agro tóxicos y las anomalías en la salud que estos causan. BioAmbientar identificó una oportunidad en el mercado para los productos orgánicos y una necesidad en el país de implementar estos abonos y fertilizantes en la agricultura.

En Colombia se producen anualmente 11.6 millones de toneladas de residuos, de los cuales la mitad son orgánicos. Adicionalmente, se producen 28 millones de toneladas de alimentos, y el 34% de estos se pierde, por lo que termina siendo residuo orgánico. Es por esto que BioAmbientar busca acelerar los procesos de biodegradación de estos desechos. Además, el suelo colombiano está saturado con unos 500kg de agro tóxicos, cuando el promedio en Latinoamérica es de 120kg, lo que motiva a BioAmbientar a la implementación de fertilizantes y pesticidas orgánicos.

Este año, la organización participó en el proyecto “En modo acción” en alianza con la Universidad El Bosque y ONU Medio Ambiente. También ha recibido asesoría de la Universidad Externado de Colombia y de los abogados Gómez Pinzón Zuleta. Todo esto recibe el apoyo de las redes sociales, en las cuales BioAmbientar se enfoca en difundir la pedagogía de un estilo de vida orgánico y sostenible.

 

Leer más